En este lugar histórico, se nos muestra a través de una placa, que el 19 de junio de 1867 fueron fusilados Maximiliano de Habsburgo y los generales Tomas Mejía y Miramón en este cerro de las campanas en el Estado de Querétaro.